20 julio 2010

La falta de confianza de los superiores

Desconozco si este fenómeno se da en el resto de ámbitos pero en el medio penitenciario catalán está sucediendo: los superiores jerárquicos dudan de los profesionales que tratan día tras día con los internos. Desconfían de sus decisiones, repiten una y otra vez la misma pregunta para ver si mientes o no, no te respaldan frente a afirmaciones o situaciones generadas en el día a día, generan más conflictos que soluciones...

Hasta no hace mucho tiempo (hablo de pocos años), el profesional que daba una opinión, una valoración, un diagnóstico (según su formación y su valía) tenía una reputación, un valor frente a los jefes. En los últimos tiempos debemos justificar constantemente lo que hacemos y hemos perdido todo apoyo por parte de las direcciones de los centros.

Actualmente se dedica muchísimo tiempo... ¡¡y dinero!! a diseñar herramientas que "objetivicen" nuestras decisiones, que nos avalen en nuestras valoraciones, que "demuestre" de alguna manera que lo que decimos es acertado. Sólo hay un pequeño detalle que parece que no se tenga en cuenta: no trabajamos con máquinas sino con personas. Hay ítems que pueden ser objetivizados pero muchos otros depende del ojo clínico del profesional, de sus valoraciones subjetivas, de la observación del día a día... y, por qué no decirlo, en ocasiones de su intuición.

Está claro que ahora mismo esto no se lleva de moda y acabaremos llevando un tocho de tests y de pruebas para verificar que cada vez que tomamos una decisión hay un resultado "objetivo" que nos avala. En caso contrario, el test ganará al profesional... por goleada.