22 noviembre 2011

Y los servicios sociales ¿dónde quedan?

Acabamos de vivir lo que se suele llamar "la fiesta de la democracia", donde se supone que los y las ciudadanos/as de este país decidimos quién nos va a gobernar en los próximos cuatro años. De forma discreta cada formación publica su programa donde exponen sus "apuestas", sus temas de interés, sus promesas y sus prioridades.

Y yo me pregunto: ¿dónde quedan los servicios sociales? ¿Dónde se habla de los más desfavorecidos, de los indefensos, de los necesitados? No sólo se trata de las familias deshauciadas sino de todos aquellos que viven en centros de acogida (menores, mujeres maltratadas), asilos, centros de salut mental, centros residenciales, hospitales, centros de refugiados y un largo etcétera. ¿En qué capítulo de los programas electorales se les hace mención? No se trata de personas a las que haya afectado especialmente la crisis ya que su problemática va más allá de un sueldo y/o ayuda económica.

¿Cuántos de estos políticos han hecho referencia a los miles de trabajadores que dan apoyo y acompañamiento a este segmento de la población? ¿Cuáles de ellos han destacado la labor social que llevan a cabo educadores/as, doctores/as, psicólogos/as, cuidadores/as, trabajadores/as sociales, mediadores y otros agentes?

Hacen muy bien eso de pasearse por algún hospital (sobre todo la planta de pediatría) dando besos y "reconfortando" a los que allí viven pero ¿qué sucede después de la campaña? ¿Cuántas veces visitan un centro penitenciario, un centro de salut mental o un centro de acogida para saber lo que allí sucede? ¿No pensarán que somos "ciudadanos de segunda", verdad? 

Quiero pensar que algún día nos gobernarán políticos cuyo verdadero trabajo sea dar sentido a la vocación de servicio. De momento, sólo veo esfuerzos destinados a satisfacer sus propios intereses.